• Header1
  • Header2

Arquitectura de un sistema de alarmas

Las alarmas son los elementos que se instalan en el domicilio del cliente para su protección. Pueden detectar movimientos, cambios térmicos o transmitir video cuando se produzca una intrusión. Puede haber tantas alarmas instaladas como lo requiera el edificio a proteger.

Las alarmas se comunican a un panel de control que les conecta a todas por radio frecuencia. Se emplea este tipo de comunicación por su alcance y facilidad de instalación. El panel de control se encarga de la comunicación con el mundo exterior por distintos medios de acceso: un ADSL, una red de datos, por WiFi o por GPRS.

Alarmas

El servicio de alarma puede avisar a un particular a su móvil cuando se produzca la alarma. El mantenedor del sistema de alarma puede también desear actuar sobre el sistema conectándose remotamente. La más habitual es que el panel de alarmas esté conectado a una central de alarmas que no es más que una empresa que gestiona todas las alarmas de sus clientes y avisa a la policía o a un cuerpo de vigilantes que organiza una ronda en el lugar.

Falsas alarmas y bidireccionalidad

Uno de los problemas fundamentales de los sistemas de alarmas es que se producen falsas alarmas y se requiere una comprobación previa de la alarma producida. Se insiste de hecho mucho en la comunicación bidireccional, es decir, una vez recibida una alarma, la posibilidad de conectarse al sistema de alarma para su verificación.

Las alarmas se producen principalmente en el sector industrial (en las empresas) dónde surgen la mayoría de los hurtos y muy poco en los domicilios particulares.

Ofertas de empleo para España

Noticia del canal electrónico no encontrada

Ofertas de empleo para México