• Header1
  • Header2

Se recomienda elegir una tarjeta SIM para un proyecto M2M/IoT (Internet de las Cosas) considerando los siguientes aspectos:

La plataforma de gestión

La plataforma de gestión es un interfaz web que nos permite gestionar las tarjetas SIM de nuestro despliegue en línea. A través de este interfaz podemos activar y desactivar las líneas a nuestro antojo, consultar un listado de líneas, implementar reglas para controlar los consumos, ver nuestras facturas y realizar un diagnóstico previo sobre las líneas defectuosas.

Existen básicamente 3 tipos de plataformas:

  • Las plataformas propietarias de los operadores de telefonía.
  • Las plataformas de terceros que gestionan las líneas de varios operadores.
  • Las plataformas de gestión de líneas de revendedores de conectividad.

La desventaja de utilizar una plataforma propietaria es que nos ‘atrapa’, dificultando la migración de nuestro servicio de un operador de telefonía a otro.

Los estados de la SIM y la logística

Un proyecto industrial de Internet de las Cosas (M2M/IoT) difiere de uno de telefonía móvil tradicional porque los estados de la tarjeta SIM corresponden a las etapas del proceso de fabricación y distribución de nuestro producto en el mercado. No se activa la tarjeta SIM en el momento de adquirirla como lo hacemos en una tienda al comprar un teléfono móvil.

La activación de la tarjeta M2M debe seguir el proceso logístico de nuestra empresa. Se adquiere la tarjeta SIM, se instala en un dispositivo, se prueba, se almacena el dispositivo durante varios meses, se distribuye, se vende al usuario final y finalmente, se activa. Todas estas etapas se reflejan en el estado de la tarjeta SIM.

No es recomendable abordar un proyecto industrial de IoT (Internet de las Cosas) sin la posibilidad se controlar los estados de la tarjeta. Con muchas líneas a gestionar se puede llegar a un descontrol importante si no sabemos cuándo y cómo administrar las líneas.

El tipo de tarifa

Existen básicamente varias alternativas en las tarifas de una tarjeta SIM para un proyecto M2M/IoT:

  • Franquicia de consumo: Se define una tarifa en forma de franquicia con una capacidad máxima de datos (en MB), de SMS y de voz para la tarjeta. Cada tarjeta dispone de esta capacidad y cuando llega al límite se produce lo que llamamos un ‘exceso’ que corresponde a un consumo por encima de lo prescrito. Una variante de la franquicia es el pago por uso; es decir que se produce directamente el consumo por exceso a un precio estipulado. La particularidad de esta tarifa es que es individual para cada tarjeta.
  • Tráfico compartido: Al igual que lo anterior se define una capacidad para cada tarjeta, pero esa capacidad se comparte entre todas las líneas. La parte de que no se consume de una tarjeta durante un ciclo de facturación (mensual) se imputa a las otras tarjetas que hayan sobrepasado el límite. Es una manera de reducir los consumos por exceso y el correspondiente sobrecoste.
  • En modo bolsa: Se trata de un consumo total sobre todas las líneas. Es independiente del número de líneas del despliegue. Una tarjeta dispone de toda la capacidad de la bolsa como todas las líneas del despliegue. Esa modalidad se reserva a despliegues con una gran cantidad de líneas. La diferencia entre esta modalidad y la anterior es que el tamaño del consumo total se define a priori mientras que en la modalidad del tráfico compartido cada tarjeta añade su capacidad para el disfrute del conjunto.
  • En escalones: Se definen varias franquicias (10MB, 20MB, 30MB por ejemplo) y las líneas van saltando de una tarifa a otra cuando llegan al límite de la tarifa que se les ha asignado. No se comparte tráfico entre las líneas, pero se optimiza la tarifa de la tarjeta en cada momento. Al iniciar de nuevo el ciclo de facturación las líneas vuelven a la tarifa de menor capacidad (10MB en nuestro ejemplo).

El consumo medio

Es importante conocer consumo medio de nuestro despliegue y los casos en los cuales se producen picos de consumo. Una tarifa de datos no nos vale de nada si no se adapta a nuestras necesidades. Podemos disponer de un consumo de 1GB por ejemplo con un precio irrisorio pero que representa un sobrecoste si lo que realmente necesitamos son 256KB.

Sinergia de negocio

Todo proveedor de conectividad nos tiene que ofrecer cierta sinergia de negocio al tratar del Internet de las Cosas. Se trata de un mercado fragmentado y resulta difícil a menudo llegar a la demanda del cliente final. ¿En qué medida nos puede ayudar nuestro proveedor a conseguir clientes?

Integración y operación

¿Cómo se integra nuestro servicio con la tarjeta SIM del operador? Hay que estudiar los APIs que ofrece la plataforma y ver como nuestro proceso logístico se adapta al proveedor. ¿Dónde se entregan las tarjetas? ¿Cuáles son los costes de transportes y de aduanas?

Los compromisos del operador

Los operadores de telefonía exigen a menudo un tiempo máximo para activar las líneas (no se puede quedar una tarjeta en el almacén durante una eternidad) y piden también que las líneas queden activadas durante un tiempo prolongado (no vale apagarlas nada más encenderlas). Este compromiso suele llegar a los 12 meses de duración. ¿Qué excepciones existen y que impacto tiene sobre nuestro negocio?

Otro aspecto importante es la evaluación de riesgo que hacen nuestros proveedores y los eventuales avales que puedan exigirnos. No es lo mismo un aval que un depósito con sus costes financieros respectivos.

Existen también algunas restricciones comerciales por parte de los operadores. Brasil es por ejemplo un país que prohíbe por Ley trabajar con una tarjeta en itinerancia. En este país hay que firmar un acuerdo local con un operador. En EEUU AT&T considera que si la mayor parte de nuestro negocio se encuentra en su red debemos firmar un acuerdo directamente con ellos. Puede suponer un riesgo para nuestro negocio.

Las estrategias

Al final tenemos que elegir nuestra estrategia de compras:

  • Uno solo operador para todas nuestras operaciones. Va a depender mucho de la distribución geográfica de nuestro despliegue. No todos los operadores tienen las mismas tarifas y capacidades en todas las regiones del mundo.
  • Varios operadores para mitigar los riesgos del negocio con la desventaja del sobrecoste en la integración y la gestión de nuestro servicio si disponemos de varios proveedores.
  • Elegir a un intermediario único que hace de interfaz con todos los operadores.